Principios y pautas para depilar

Tener un cuerpo en óptimas condiciones, sin vello molesto en las zonas más sensibles del cuerpo, solo es posible mediante una depilación de calidad, empleando las mejores técnicas y trucos claves. Pero, ¿cuáles son esos? Realmente cada persona es un mundo. Puede que una técnica funcione satisfactoriamente, mientras que otra no. Depende también del vello y las dimensiones. Es por eso que hemos investigado e indagado minuciosamente en la opinión de los especialistas de la materia, para saber los principios y pautas para depilar.

Principios y pautas para depilar

¿Problemas en la depilación? ¿Deseas montar tu propio establecimiento de tratamiento de belleza o de estética? Presta atención a esta información. La depilación es una de las ramas más complicadas de la estética. Ya que normalmente involucra tiempo de evaluación, diagnóstico y ejecución en pleno tratamiento. Es por eso que, conocer los principios y pautas para depilar recomendadas por profesionales, son nuestra mejor oportunidad para conseguir resultados satisfactorios.

principios y pautas depilación

Esperar la longitud adecuada

La mayoría de las depilaciones dolorosas, que provocan irritación, granos y quemaduras, vienen por la exposición de los instrumentos, como afeitadoras, cuchillas y cera, a la carne. Si hay poco vello, hay mayor posibilidad de una desagradable depilación. Así pues, en un principio, hay que esperar las dimensiones correctas. Es decir, cuando el vello del pecho, o genitales, se encuentre lo más largo posible. En cambio, si se muestra fehaciente, puedes apoyarte en la crema de depilación para hombre.

Dirección de la depilación

Aquí una pauta que pocos conocen a la hora de depilar: el corte debe obligatoriamente hacerse en la dirección en que crece el vello. Así podemos arrancar fácilmente la raíz del vello. Si depilamos en la noción contraria, será complicado de desprender. Por otro lado, en vez de realizar vertical, prueba horizontalmente.

Verificar si hay inconvenientes

Primero que nada, no todas las pieles son iguales. Algunas son mucho más sensibles que otras. Es por eso que no podemos usar los mismos artículos y productos en una persona, esperando que reaccionen de la misma forma que normalmente notamos en otra. Por ejemplo, hay personas que suelen verse perjudicadas con productos químicos nocivos. Dejando manchas rojas de quemaduras.

Es por eso que, antes de cualquier depilación, sea en el pecho, las piernas o testículos, es buena idea saber si somos alérgicos a un producto o método de depilación, como la cera. De hecho, los expertos recomiendan no realizar depilaciones con cera, o productos similares, a personas con cáncer –o que recientemente pasaron en exposición de radiación– en zonas inflamadas o quemadas por el sol, injertos de piel, cicatrices, espinillas, lunares, herpes y hematomas.

Lavar y secar

Otra pauta de depilación fundamental es: luego de pasar la herramienta por la superficie, lavar con agua y secar. De esa forma eliminaremos tanto las células muertas, como los desechos de vello que se quedan injertadas en la piel. Luego seca para evitar irritaciones.

tecnicas de depilación

Aplicar gel luego de la depilación

Independientemente si lo hacemos bien, es normal notar cómo la piel se va transformando en una mancha roja. Eso por la presión aplicada para retirar los desagradables vellos. Si te sientes caliente o irritado, una buena opción de tratamiento es aplicar gel o compresa que tenga propiedades y cualidades antiinflamatorias. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.