Principios para conservar el vino

Los principios para conservar el vino colindan directamente con los intereses que para con estas divinas bebidas se tengan y el propio instinto de supervivencia y cuidados.

Porque puede que usted tenga un vino alma en casa que quiera conservar para una fecha muy muy lejana, ¿no le da temor que éste se oxide y/o evapore, entre otros males al vino que le son factibles?, por eso está bien el atender las siguientes precauciones, que buscan guiarle para el cuidado óptimo. A saber:

  • Saber cuál es el lugar ideal para la conservación de los vinos.
  • La temperatura ideal en la que se han de mantener.
  • Humedad del lugar.
  • Luz y tipo de la misma hacia el vino.
  • Posición idóneas para las botellas.

Principios para conservar el vino en su hogar

La temperatura

Para todo tipo de vino, la temperatura ideal ha de ser superior a los 10ºC pero no sobrepasar los 15ºC, lo que se traduce como un ambiente fresco que no llega a ser frío. Dicha temperatura ha de ser constante, porque las variaciones bruscas suelen cambiar los sabores de los vinos y desvanecer sus aromas.

Por eso usted ha de considerar no sólo el lugar adecuado para cierta temporada, sino para las otras estaciones. Entre los principios para conservar el vino que les podemos aportar al respecto, es buscar el punto medio de su hogar, donde las fuerzas de temperatura colindan a nivel. De preferencia en línea recta o paralela con la puerta principal y posterior.

Recuerde que si la temperatura es muy alta, el vino envejece prematuramente y se estropea. Si es muy baja, aparecerán en el mismo residuos provenientes de las sales generadas por el ácido tartárico, francamente desagradables.

Principios para conservar el vino

Principios para conservar el vino: La humedad

Esta debe esta alrededor del 75%, ya que siendo inferior, comienzan a aparecer problemas con el corcho que se secaría y dejaría que el oxígeno se filtre y estropee al vino. Cuando la humedad es excesiva, brota el “olor a corcho de vino”, que si bien no es un problema, no es lo que se espera oler. Para controlar y nivelar ambas situaciones, puede usar un deshumificador.

Luz idónea

Uno de los principios para conservar el vino más básicos e ineludibles es el de alejar a las botellas de todo tipo de luz fuerte, sea este natural o artificial, incluso si es el “vino de a diario”. Se aconseja mantenerlos en el lugar más fresco, sombrío y cerrado que se pueda tener.

Incluso los vinos que luego de abiertos y no consumidos por completo en la nevera, requieren de la mejor oscuridad. Por eso, es recomendable que mientras le quede contenido, tenga envuelta la botella de vino en una manta o en un saco tejido. Más no alargue su consumo total.

Principios para conservar el vino dirigidos a la posición correcta de las botellas

Se sugiere que las botellas sean colocadas en posición horizontal, para que así el corcho se mantenga todo el tiempo en contacto con el vino, logrando así por un parte que el vino y el corcho evolucionen de manera par y el corcho no dé un sabor no esperado al vino y que al mantenerse hidratado, el corcho no se seque, encoja y entre el oxígeno.

En este caso, para reforzar los principios para conservar el vino, recomendamos adquirir una licorera, que ya tae las medidas y posiciones perfectas. Sólo debe colocarla en concordancia con lo dicho en este artículo.

Otros factores

En ocasiones tendrá que apelar al ensayo y error con el vino que de común consume, por las variaciones climáticas, la posición de su hogar quizá no escogió el mejor de los lugares o no usó una licorera, etc.

Además de los principios para conservar el vino antes descrito, le sugerimos tomar en cuenta si el lugar donde lo coloca no es cercano a un emisor de vibraciones, porque estas afectan la estructura de las botellas y hacen que las sales se cristalicen y aparezcan cuan sedimentos en el vino.

Las botellas han de estar lejos de lugares que emitan olores o hedores fuertes, incluso de algunos alimentos, los corchos absorben los aromas circulantes en derredor y los traspasan al vino.

Tenga en cuenta que los calentadores y aires acondicionados pueden alterar al vino, como su colocación por mucho tiempo en posición vertical u horizontal sin humedecer al corcho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.