Principios para cuidar a los ancianos

Estar a cargo de un anciano exige un montón de cuidados. Desde la alimentación, hasta el acondicionamiento físico, pasando por la higiene y la atención afectiva.

La persona encargada deber proveerle la cantidad de nutrientes correctos, acompañarlo a hacer sus necesidades, incentivarlo a que se mantenga físicamente activo y entrenar su memoria para que su cerebro no se vaya desgastando tan rápido con el paso de los años.

Si estás a cargo de un mayor, estos principios para cuidar a los ancianos, te serán realmente útiles. Por supuesto, cada persona es diferente, pero los fundamentos prevalecen y podrás ajustar la dieta, el ejercicio y la rutina de higiene a las necesidades del más mayor de la casa.

Principios para cuidar a los ancianos

Alimentación

Una persona en edad avanzada precisa un tipo de alimentación diferente a los más jóvenes del hogar. Ya no tienen el mismo estómago de antes. Requieren una dieta balanceada con alimentos saludables que puedan digerir fácilmente.

cuidar a los ancianos

Una dieta para anciano debería estar compuesta de ingredientes sin exceso de calorías. Las frutas, vegetales, pescado, granos integrales y leche descremada son los pilares de una alimentación rica y energética.

También deberás controlar los niveles de colesterol y grasa. Evita la grasa animal. Es la peor para los abuelitos. Estos son los que encuentras en restaurantes y puestos de comida rápida. Es decir, adiós a las pizzas y hamburguesas.

Finalmente, necesitan mucho líquido. Tienden a deshidratarse más rápidos que los jóvenes y adultos. Lo ideal es que tengan un vaso con agua cerca. Si sienten sed, podrán tomar líquido. Eso sí, orinarán más de lo normal porque la vejiga no retiene los líquidos como cuando eran jóvenes. Ojo con eso.

Dependencia

Un anciano necesita de una persona externa que lo atienda, lo ayude y acompañe. Cuando cruzan la barrera de los 60-70 años, aparecen las discapacidades visuales, auditivas, mentales y físicas. No pueden moverse libremente por la casa, menos en el exterior.

Una, o varias personas, deben encargarse de cubrir las deficiencias y discapacidades. Ya sea un miembro de la familia que esté enfocado en los cuidados del anciano, o contratando los servicios de profesionales en atención personalizada, como Vitalhogar.

Ejercicio

Lo peor que podemos hacer es dejar a los ancianos postrados en una cama o sillón. Claro, dependerá de su condición –si está en silla de ruedas, evidentemente necesitará otro tipo de entrenamiento– pero existen vías y maneras de mantener activos al adulto mayor.

Los especialistas recomiendan fortalecer la resistencia con ejercicios aeróbicos. Esto mejorará la frecuencia cardiaca y prevendrá los ataques cardiacos. También ejercicios para fortalecer los músculos. Mientras más resistentes sean, mejor. Recordemos que los músculos, y huesos, de los ancianos no se recuperan de la misma manera que los jóvenes. De hecho, pueden no sanar. Finalmente, los ejercicios de flexibilidad ayudarán al movimiento de las extremidades y zonas del cuerpo. Conseguirán moverse y levantarse de la cama o el sillón con mayor facilidad.

atender a un adulto mayor

Higiene

La higiene de un anciano, es quizás, la tarea más dura. Llega un punto donde necesitarán que terceras personas lo ayuden a entrar a la ducha, lavarse, enjabonarse y secarse. También a hacer sus necesidades y limpiarse; que lo peinen, echen crema y hasta coloquen la vestimenta. Prácticamente un bebé. La persona encargada deberá estar preparado psicológicamente para atender la higiene de un anciano todos los días de la semana, del mes y el año.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.