Principios para tener una serpiente en casa

Las serpientes como mascotas no son indicadas para cualquier tipo de hogar en especial si hay niños o personas que se impresionen. Para conocer los principios para tener una serpiente en casa visita serpientess.com para conocer más sobre los https://animalesvenenosos.top

Las personas que quieren tener una serpiente en casa deben conocer sobre sus necesidades y características. A continuación explicamos los riesgos de tener este animal en casa, cuales son las especies más recomendadas y cuales son prohibidas.

tener una serpiente en casa
tener una serpiente en casa

Lo que debes saber para tener una serpiente en casa

La serpiente como animal de compañía significa un reto porque se requiere de conocimientos sobre su comportamiento. Al igual que cuáles son los cuidados y atenciones que requiere, por ello para tener uno de estos animales es recomendable tener experiencia con reptiles.

Para llevar una serpiente a casa, es necesario conocer el tipo de animal que se está adquiriendo, sus hábitos, necesidades. Además es necesario preparar las condiciones para brindarle un espacio adecuado al animal.

Los especialistas en este tipo de animales recomiendan no establecer un vínculo emocional con el animal. Esto debido a que la serpiente al parecer no muestra hacia sus cuidadores estima.

Los riesgos que se tienen con este animal en casa son mínimos en los casos de que no sea demasiado grande o venenoso. Pero es muy importante saber que todas las serpientes muerden siendo muy dolorosas y pueden llegar a infectarse.

Otro riesgo que se corre con una serpiente en casa es que se escape al no tener un hábitat con las condiciones adecuadas. Por lo que es necesario que el habitáculo esté construido muy bien para evitar posibles fugas.

Cuidados para una serpiente en casa

Para que la serpiente tenga una vida digna requiere de una serie de cuidados y condiciones. Entre ellos están los siguientes:

Lo primero es elegir la especie de serpiente de acuerdo con su carácter, facilidad para mantener en cautiverio y tamaño de adulto. Lo mejor es no elegir en ningún caso serpientes venenosas ni las que tengan más de dos kilos de peso.

La alimentación de las serpientes consiste en presas bien sean vivas o muertas, pero por lo general congeladas. Las cuales deben comprarse en tiendas especializadas, no existe la posibilidad de alimentarse con pienso ni otro tipo de alimento.

Estos animales requieren de esta alimentación porque son carnívoros y necesitan proteína de origen animal. La presa que se ofrezca debe ser acorde con el tamaño de la serpiente, para las pequeñas las presas recomendadas son roedores.

El terrario de la serpiente siempre debe tener un pequeño recipiente de agua fresca, el ambiente debe ser controlado para que tenga una vida saludable. Esto significa que el terrario debe ser adecuado a su tamaño y al tipo de especie. Además debe contar con una determinada luz y humedad.

El propietario de la serpiente debe aprender sobre las señales de salud y enfermedad que muestre. Lo recomendable es que sea revisada cada seis meses por el veterinario o en el momento que se observe algo que no esté bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.