Principios a seguir al tener un accidente con tu coche

Asociar los principios a seguir al tener un accidente con tu coche con los primeros auxilios es un hecho normal, pero equivocado para lo que queremos expresar, ya que nos avocamos a los hechos posteriores que, aunque entremezclen la salud, no van directamente con la atención inmediata en el sitio del accidente.

Nuestro artículo va dirigido al compendio de acciones base que debemos tomar para buscar indemnización y sobre todo, justicia, cuando nos vemos involucrados como víctimas en un accidente. Y si fuésemos los causantes, también debemos buscar compensar a los afectados y pagar ante la ley.

Para ambos casos, tanto la tenencia de una póliza de seguros así como la asistencia de abogados accidentes de tráfico son necesidades y principios a seguir al tener un accidente con tu coche, ya que esta circunstancia es de por sí traumática y sólo rigiéndose por lo formal, es que el problema de forma y fondo se irá solventando.

Principios a seguir al tener un accidente con tu coche

Revisión de su estado de salud

Luego del accidente, se ha de revisar que no posea lesiones paralizantes o que hagan perder el conocimiento o foco de atención y que no existan sangrados (hemorragias). De no poder usted, solicitar a un acompañante en condiciones, la contraparte o persona de la calle que llame a los servicios de emergencia y policía.

Principios a seguir al tener un accidente con tu coche
Colóquese a resguardo

Si el auto aún se puede mover, procure usted o con ayuda de alguien llevarlo a una zona donde no interrumpa el tráfico. De no poder moverlo, bájese del mismo y vaya a una zona segura cercana a él. Recuerde poner atención de cómo fue el accidente.

Sabemos que estos principios a seguir al tener un accidente con tu coche pueden ser contrastantes y más al fragor de los hechos, pero con esta información y una previsualización, estará preparado lo mejor posible para estas situaciones que no deseamos le ocurran.

Principios a seguir al tener un accidente con tu coche: Control de daños

Los primeros instantes serán los reflejados en los informes de tránsito y los que se describirán al perito de la aseguradora.

Evalúe qué sucedió, cuáles eran las condiciones, quienes pueden fungir como testigos, qué cámaras de seguridad existen en el lugar, horario y la actitud de la contraparte.

Todo ello en justo balance a cómo se encuentra usted junto a los que estaban en el vehículo y la contraparte que estén inmersos en el accidente.

Informar a la aseguradora

En la medida de sus posibilidades, llame a su compañía de seguros o a su abogado de confianza. Estos asistirán al lugar de los hechos y recabarán datos tanto para su indemnización por póliza como los deberes que la contraparte causante del accidente deba cumplirle a usted.

Llamar a la policía

Será el informe policial el que refrende con base lo acontecido para lo que respecta a indemnizaciones (informe para usted y que será leído y firmado por el causante y/o testigos) y además, imponer la ley ante las transgresiones a las leyes de tránsito que se hayan cometido.

Aconsejamos tener toda su documentación y la del vehículo a mano, ya que podría tener percances con la ley y eso sería atenuante a la aplicación correcta de estos principios a seguir al tener un accidente con tu coche a su favor, por ser argumentos que la contraparte alegaría en descargo.

Principios a seguir al tener un accidente con tu coche: Cuidado con lo que informa

Las conversaciones y discusiones con la contraparte son desfavorables, ya que se desconoce en qué estado estaba conduciendo la persona que provocó el accidente. Uno de los principios a seguir al tener un accidente con tu coche es el moral, por ende, no acepte coimas ni arreglos fuera de su seguro, ya que podría ser una pérdida de dinero, además de un problema ético que se le devolvería a la hora de realizar declaraciones.

Disminuya la información a través de redes sociales, ya que puede comprometer la investigación tanto policial como su abogado y la del perito de la aseguradora y las posteriores acciones civiles o judiciales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.