Principios para usar un skate eléctrico

Los skates eléctricos se han convertido en un medio de movilidad seguro y confiable. Muchas personas lo usan para desplazarse al trabajo, a la universidad, comprar en las tiendas o simplemente divertirse en el parque y recordar esos momentos hermosos cuando navegabas por las calles y acera en tu patineta de antaño.

Los skates eléctricos, a simple vista, no son diferentes de las patinetas convencionales, a excepción de que integran un motor que funciona gracias a baterías de litio y un control remoto que te permite gestionar la velocidad y la dirección.

Si es tu primera vez utilizando un skate eléctrico, seguramente te parecerá desafiante y abrumador. Sin embargo, la realidad es que es fácil aprender a conducir un monopatín eléctrico, solamente debes conocer los principios para usar un skate eléctrico.

Ya sea que estés pensando comprar un skate eléctrico para emplearlo como principal medio de transporte, o para divertirte en tus ratos libres, esta publicación te será de utilidad. Te diremos las técnicas, consejos y maniobras para este vehículo novedoso.

Principios para usar un skate eléctrico

A la hora de aprender a usar un skate eléctrico debemos tener en cuenta los siguientes principios: pie dominante, postura y equilibrio, tablero eléctrico y seguridad. Veamos punto por punto en qué consiste cada uno para que uses tu patineta a placer.

movilidad electrica

Pie dominante

Debes encontrar tu mejor pie delantero. Puedes subirte de dos maneras: con el pie derecho hacia adelante y el pie izquierdo hacia atrás, o con el pie izquierdo hacia adelante y el pie derecho hacia atrás.

Si bien la mayoría de las personas en el planeta son diestros, y se sentirán mejor con el pie derecho fijando la patineta, prueba hasta que encuentres el sentido más cómodo.

No será sencillo al principio, de hecho es posibles que te sientas poco natural, pero a medida que practiques y te familiarices con tu pie dominante, te montarás de manera adecuada en el skate.

Postura y equilibrio

La postura juega un papel clave a la hora de usar un skate. No porque sea una skate eléctrico, y el motor haga la mayor parte del trabajo, quiere decir que te olvides de la postura. Todo lo contrario. La buena postura es crucial para tu seguridad y a la hora de mantener el equilibrio.

No existe una postura perfecta para montarse en un skate eléctrico, pero te recomendamos tener en cuenta estos principios: subirse con el pie dominante, mantenerse erguido, mantener los pies a la altura de los hombros y doblar las rodillas un poco.

Para fijarte a la superficie del monopatín eléctrico debes dejar caer tu peso hacia atrás en aceleración, provocando que el músculo de la pierna derecha mantenga estable sobre la patineta.

Tablero eléctrico

Como mencionamos anteriormente, a diferencia de los skates tradicionales, los eléctricos cuentan con un motor que impulsa las ruedas, el cual es controlado gracias a un tablero o control remoto. Este te permitirá acelerar, disminuir la velocidad y orientar la patineta a placer. Es lógico que al principio no te acostumbres a tener un control sobre tus manos, menos usarlo para regular tu movimiento, pero debes familiarizarte con él para un buen uso del skate novedoso.

Lee bien las instrucciones. Apréndete la ubicación y función de cada botón incorporado al control inalámbrico. No presiones muy fuerte el acelerado, o perderás el control y la orientación del skate. Estos equipos van rápido, más de lo que crees, y es fácil chocar cuando eres principiante, así que no abuses de la aceleración. Frenar es igual de sencillo, solo debes hacer el movimiento inverso de la aceleración.

Skates Eléctricos

Seguridad

El skate eléctrico es un medio de transporte utilizado para viajar y desplazarse a través de las calles y carreteras, por lo que deberás tener cuidado durante la conducción. Es importante que primero aprendas a poca velocidad que tropezarte o chocar contra los autos en tu primer día, lo que podría provocarte lesiones clínicas. También debes usar los zapatos correctos, aquellos que se mantienen fijos sobre la superficie, es decir, zapatos de suela plana. Olvida las suelas de cojín, solamente perderás el equilibrio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.