Principios básicos de socorrismo en piscina

El socorrismo es una profesión en auge. Son cada vez más las personas interesadas en aprender los principios básicos y convertirse en socorristas profesionales. Desde estudiantes que anhelan encontrar empleo durante las vacaciones en alguna piscina comunitaria, hasta nadadores profesionales que desean ampliar sus conocimientos en primeros auxilios con el objetivo de desempeñarse en instalaciones acuáticas como el máximo velador de la seguridad de los bañistas.

¿Te interesa todo lo relacionado con el socorrismo? ¿Quieres aprender los aspectos básicos sobre primeros auxilios en piscinas? Esta publicación te caerá como anillo al dedo.

Nos adentraremos en las entrañas de esta profesión que goza de popularidad en la actualidad.

Mencionaremos los principios básicos de socorrismo en piscinas: qué es, cómo funciona y por qué es tan importante la figura del socorrista en las instalaciones acuáticas.

Principios básicos de socorrismo en piscina

Antes de empezar, vale la pena mencionar que existen dos tipos de piscinas: convencionales, esas a las que todos hemos ido alguna vez en nuestra comunidad o en una institución privada, como los gimnasios, y las naturales, donde se reemplaza el agua tratada con químicos y, en cambio, se abastece de agua completamente natural, de mares, y se mantiene en condiciones con un proceso llamado depuración.

principios básicos para ser socorrista

Un socorrista, certificado a través de un Curso Socorrista Elche, puede ejercer profesionalmente en cualquiera de los dos, ya que los principios básicos que mencionaremos a continuación, aplican para ambos tipos de piscinas.

Entre esos aspectos básicos de socorrismo en piscina tenemos los siguientes:

Objetivo principal

El enfoque principal del socorrismo es garantizar la salud y seguridad de los bañistas en las piscinas. Es una disciplina dirigida a mantener el orden en las instalaciones, minimizar el número de lesiones y accidentes fatales y preservar la integridad de las áreas a través del cumplimiento de las normas y limpiezas de las piscinas.

Prevenir

Si bien no es una noticia que veamos todos los días en los diarios, los accidentes en piscinas ocurren más a menudo de lo que creemos. Las razones varían: personas sin conocimientos en seguridad acuática que toman malas decisiones, niños accediendo sin supervisión de sus padres a las piscinas para adultos y otras atracciones, como los toboganes, desvanecimientos en la piscinas por complicaciones de salud, etc.

Uno de los principios básicos de socorrismo en piscinas es prevenir accidentes. El encargado de la seguridad en las instalaciones acuáticas tiene la obligación de permanecer alerta a cualquier indicio de peligro en las áreas de la piscinas, tomar medidas para evitar desvanecimientos y ahogamientos en los entornos acuáticos y actuar a tiempo antes de cualquier siniestro ocurra usando sus conocimientos y experiencia.

Los pilares de este principio son los siguientes:

  • Identificar riesgos
  • Cuantificar riesgos
  • Controlar riesgos
  • Mitigar riesgos

Vigilar

Este principio se complementa con el anterior. Y es que para prevenir los accidentes, ahogamientos, lesiones y desvanecimientos en las piscinas, la vigilancia es importante.

El socorrismo consiste en permanecer en alerta, siempre en guardia, mientras los bañistas utilizan las piscinas y las áreas que la rodean para identificar esos riegos potenciales y conductas que conlleven a un evento lamentable.

Son muchos los pilares de este principio de vigilancia, pero destacamos los siguientes:

  • Observar las áreas internas –dentro del agua– y externas de las piscinas –fuera del agua–.
  • Mantener la guardia en alto y evitar distracciones
  • Diseñar un plan de acción para cada accidente o conducta potencial de peligro.
  • Ubicarse en una zona estrategia para vigilar de mejor manera y actuar rápidamente.
  • Valor cualquier comportamiento en la piscinas y concluir si es necesario, o no, intervenir.

Socorrer

Finalmente, y lo que le da nombre a la disciplina, encontramos el principio de socorrismo. Es cuando está en marcha un accidente, o posible accidente, en el agua, y se debe actuar para proveer rescate, primeros auxilios y técnicas de reanimación a niños y adultos.

principios de socorrismo

Aquí intervienen un coctel de aspectos técnicos, mentales y físicos, como las decisiones al momento, velocidad de acción, aplicación de medidas de buen salvamento acuático, primeros auxilios y comprobar el estado de salud de los afectados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.